Se ha producido un error en este gadget.

miércoles, 23 de febrero de 2011

FLAN DE AUYAMA

Confieso que a mi particularmente no me gusta la auyama, para naaaada! Pero una vez mi esposo me trajo un pedazo de un flan que no sabia de que era, el me invitó a probarlo y quería saber si me gustaba, le dije que estaba exquisito y en ese momento me contestó que era de auyama; desde ese día es de la única forma que la ingiero.

Esta receta es muy valiosa para mi, porque es una herencia familiar, mi mamá no se de donde la sacó, pero fue ella quien me la pasó.  He intentado otras recetas, pero les aseguro que es la que mas me ha gustado; espero que la hagan y me dejen saber como les quedó.

Ingredientes:

1 1/2 libras de auyama
3 tazas de leche
1 cajita de maicena
1 libra de azúcar
Vainilla al gusto
1/2 taza de leche pura de coco
1/8 cucharadita de nuez moscada
1 molde acaramelado con 1/4 taza de agua y 1/2 taza de azúcar

Preparación:

Se sancocha la auyama con un poquito de sal.  Se pela y se hace un pure con ella aun caliente.

Agregue la mitad de la leche de vaca y pase por un colador.  En otro recipiente eche la maicena y disuelvala en el resto de la leche.  Cuele en un colador fino y unala a la mezca anterior.  Agregue tambien la leche de coco.

Cuele de nuevo tres veces mas y adicione la vailina y nuez moscada al gusto.

Ponga a fuego lento y mueva constantemente hasta que se cuaje.

Eche en molde acaramelado.  Déjela refrescar y póngala en la nevera y cuando este bien frío desmolde y sirva con dulce de ciruelas en almíbar.



martes, 22 de febrero de 2011

EL BAUTIZO DE NAHIA!

Decidí que para este fin de semana no iba a tomar ningún pedido, porque terminaba mi Diplomado en Artes Culinarias en la Universidad y suponía que iba a quedar "explotada" luego de montar el restaurante el Viernes, por lo tanto me dije que iba a cogerlo "suave".

Pero Yenia Castillo, amiga de Kathy y aunque todavía no tengo el gusto de conocer personalmente, pero que me suena bien dulce, quizo que le diseñara un bizcocho con motivo del bautizo de su niña, y definitivamente "me humille" ante su pedido, porque negarme a hacerle ese bizcocho a la bella Nahia, seria verdaderamente un sacrilegio.  
Aqui les presento el producto de ese proyecto, después de lustrado y decorado definitivamente quedé mas enamorada de ese bizcocho, el cual resulto ser muy sweetie para la nena, tal y como es ella.


De paso se me pegó otro pedidito chiquito pero bonito, el bizcocho en forma de corazón de Cilky:



Quize que mi fin de semana fuera tranquilo y aunque no se me dio el gusto, lo disfrute mucho entre el arreglo del restaurante en la Universidad y los dos bizcochitos que aqui les presento.