Se ha producido un error en este gadget.

sábado, 7 de julio de 2012

MESA DE POSTRE DOMINICANA

A que a nadie se le ha ocurrido cuando monta una mesa de postres pensar en una con ciertos dulces típicos dominicanos.  Pues a esta servidora si!

Estaba programando unas clases de bocadillos dulces, entre los cuales enseñe junto a mi amiga Rafaela Vargas, los brownies, alfajores, deditos de novia y polvorones.

Bueno, encontré que enseñar solamente a hacerlos como que era incompleto, quería hacer algo mas con los dichosos bocadillos que no fuera solamente enseñar a prepararlos.  En mi mente corrió la idea de enseñar a las chicas a montar una mesa de postres, pero entendía que con la variedad de postres riquísimos y novedosos que se ofertan ahora, estos que son tradicionales no iban a ser atractivos para montar una mesa de postres.

Como siempre hay un bombillito que se enciende en estos casos, ¿porque no montar una mesa con dulces típicos de nuestro país?  Ooooh! fabuloso! En la decoración habría que incluir artesanía nuestra, comenzando incluso desde el mantel.

Hoy fue el día final de las clases de los bocadillos, anoche me faje con la ayuda de Rafaela a elaborar otros dulces para montarlos en la mesa.  Aunque los brownies y los alfajores no son típicos nuestros, le dieron un toque diferente a la presentación.  

Pusimos en sus respectivos capacillos mini jalao, cuadritos de arepa de maiz, vasitos de majarete, y los ya enseñados alfajores, deditos de novia, polvorones rellenos de ciruela y brownies.

Decoramos la mesa con un macutico, una lampara jumiadora, unas flores de esas que venden en la carretera del Cibao y un mantel de cuadros con un tope de tela de saco.

Aquí les dejo las imágenes a ver que tal les parece el invento.

EL MAJARETE



LA BANDEJA CON JALAO, AREPA Y POLVORONES


LOS ALFAJORES


LOS DEDITOS DE NOVIA


LA MESA COMPLETA YA MONTADA




martes, 3 de julio de 2012

CEVICHE DE CAMARONES

No hay cosa que me encante mas que un buen ceviche de camarones preparado por mi hermano Carlos cuando voy a "los países".  El esta casado con una ecuatoriana que jura que ellos son los que crearon este sabroso plato.  Sin embargo los peruanos advierten que su origen esta en su país, debido a que lo sitúan en la gastronomía de los pueblos indígenas de las costa pacificas de Sudamérica, en las cercanías de Trujillo, Chiclayo, Piura y Lima, todas estas ciudades situadas en Perú.  

Asimismo, algunos renombrados representantes de la culinaria internacional se han referido también el origen peruano del ceviche, destacando entre ellos chef chileno Cristopher Carpentier, quien identifica a este plato como oriundo del Perú, así como el reconocido chef español Ferran Adriá, quien afirmó lo siguiente:
«El ceviche nació en el Perú, por lo que el auténtico y genuino es el peruano».  

Bueno, sea de Perú, Ecuador, de la China, etc., no hay duda que el Ceviche de Camarones es un plato exquisito que no entra en discusión su sabrosura.  

Con mucho gusto les dejo la receta de esta belleza que preparé gracias a la que me cedió gentilmente mi cuñada ecuatoriana Raquel, esposa de mi hermano y que la guardo celosamente en mis archivos.



Ingredientes:

2 libras de camarones medianos 

1 cebolla cortada en rodajas finas  

6 limones verdes 

2 tomates  maduros 

Ramas de cilantro 

3 cucharadas de catchup

Sal y pimienta al gusto 

Preparación:

 Lavar y pelar los camarones, y hervir en una olla  la cáscara de los camarones con muy poquita agua por espacio de 10 minutos. Colar y extraer las cáscaras y  hervir en esa agua los camarones por 2 minutos. Inmediatamente retirar  la olla del fuego y vaciar los camarones con el jugo en un recipiente. Dejar enfriar. 

 Cortar la cebolla en rodajas finas, y colocarla cubierta de agua en un recipiente. Agregarle  2 cucharadas de sal, mezclar y cerrar herméticamente este recipiente por un espacio de 15 minutos.

 Luego lavar bien la cebolla con agua fría y exprimir los 6 limones y volver a colocar en el recipiente y  a cerrar  herméticamente por espacio de otros 15 minutos. 

 Picar bien los tomates y las ramas de cilantro. 

 Por último, agregar la cebolla, el tomate y el cilantro picado a la fuente donde colocó los camarones, agregarle el catchup, la sal y pimienta a gusto. Mezclar bien y poner en la nevera por espacio mínimo de una hora antes de servirlo. 


Ahora les deseo a todos BUEN PROVECHO!








domingo, 1 de julio de 2012

BROWNIES CON TOPE DE MARSHMALLOWS

Hemos visto en muchas ocasiones tal o cual comida o postre surgió por un accidente que le paso a la persona que la estaba elaborando. Pues les cuento que eso paso con estos brownies, estaba haciéndolos en una hora bien tarde de la noche, realmente no era un encargo sino que estaba adelantando algunos para enseñar a hacerlos en la clase que daría al otro día a un grupo de chicas de una empresa.

Resulta que descubrí a esa hora que no tenia nueces! Plop! y ahora?? Pensé: bueno, enseñare a las chicas que se le puede agregar maní, que no siempre las cosas deben ser al pie de la letra en la cocina y que debemos innovar! Wow, no tengo maní tampoco! Pues le eché manos a un paquete de malvaviscos de esos mini que venden y los ligue al final con la mezcla de los brownies.  

Todo estaba perfectamente mezclado, entro al horno el molde, temporizo mi timer que me regalo mi amiga Rosanna Rodriguez y cuando era el tiempo de sacarlos de horno me encuentro con la sorpresa de que los mini marshmallows flotaron y subieron a la superficie dando como resultado una belleza de derretido sobre los brownies.


Aquí les dejo la receta y la foto de esta delicia de accidente.




INGREDIENTES:

1     taza de mantequilla
2     tazas de azúcar
¼    taza de azúcar morena
1 ½ cucharadita de esencia de vainilla
4     huevos batidos
1     taza de cocoa amarga
1     taza de harina
½    cucharadita de polvo de hornear
¼    cucharadita de sal
¾    taza de mini marshamallows picaditos

Preparación:

Precalienta el horno a 350 grados.
Engrase un molde de 13 x 9.
Derretir la mantequilla y vaciar en un recipiente hondo.  Agregar el azúcar y los huevos batidos y mezclar bien.
Añadir los demás ingredientes, mezclando bien después de cada adición.  Vaciar en el molde engrasado y hornear por 30 a 35 minutos.
Dejar refrescar, cortar en cuadritos y desmoldar.  Espolvorear azúcar en polvo antes de servir.